Salsa toffee de melocotón

sirope de melocoton13b

Tenía en el congelador preparados los ingredientes para hacer mi helado de melocotón y quería un sirope para acompañar, distinto de los comerciales. Realmente este helado está rico sin nada, pero me apetecía variar un poco. Empecé a dar vueltas en como hacer un sirope de melocotón, pero no terminaba de convencerme las opciones que encontré, me parecía que iban a quedar como una confitura y quería otra cosa. La bombilla se encendió y tuve claro que lo que yo quería hacer era un salsa toffee con sabor a melocotón.

La salsa toffee casera queda estupenda para acompañar helados, crepes, tortitas, etc. Lo siento, no está en el blog, todavía, pero básicamente sería la misma, suprimiendo el puré de melocotón y el zumo de limón. En este caso, al añadir fruta, considere adecuado el ponerlo.

Finalmente, y una vez hecha la salsa, considere más adecuado usarla para añadir un helado de yogur, lo que me llevó a la necesidad de hacer este helado. En el próximo post os lo mostraré.

Ingredientes:

100 gr de azúcar blanquilla

100 gr agua (50 gr para el caramelo, 50 gr para el puré)

El zumo de 1/2 limón

2 melocotones

100 gr de nata

50 gr de mantequilla

Elaboración:

Pelar los melocotones, trocear y colocar en el vaso de la batidora. Añadir 50 gr de agua y triturar hasta conseguir un puré.

Colocar en un cazo, el azúcar, el zumo de limón y los otros 50 gr de agua.  Poner a fuego medio y dejar cocer hasta  que el azúcar se haya disuelto y el caramelo tenga un color claro. No es necesario remover con cuchara, mientras el azúcar burbujea, pero sí hay que estar atento para que no se nos queme.

Mientras se hace el caramelo, calienta la nata en un cazo o en el microondas.

Una vez que el caramelo se ha hecho, apartar el cazo del fuego y verter la nata sobre el caramelo (procura que no te salpique para evitar quemarte) mezclar y colocar de nuevo en el fuego. Añadir el puré de melocotón y dejar cocer sin parar de remover la mezcla, durante unos 10 min. aproximadamente, hasta que la salsa espese.

Apagar el fuego y añadir la mantequilla. Mezclar hasta que ésta se disuelva y la mezcla tenga un aspecto brillante.

Si lo deseas, puedes pasar la mezcla por un colador para que la salsa quede más fina.

Verter en un recipiente o tarro de cristal y dejar enfriar.

Una vez frío, conservar en el frigorífico.

Cuando se vaya a utilizar, sacar con antelación de la nevera para que la salsa quede más fluido o calentar unos pocos segundos en el microondas.

Un comentario

Deja un comentario