Tarta de queso con dulce de caramelo

La receta de hoy se la dedico especialmente a Arturo G. 

En pleno confinamiento, y con todas las medidas restrictivas impuestas, Arturo G. tuvo la simpática iniciativa de hacer una petición a la plataforma de  Change org, para que amasalamasa volviera a publicar deliciosas recetas. Jamás se me hubiera pasado por la cabeza que alguien hiciera una petición de ese tipo, pero estaréis conmigo que el gesto es simpático y  entrañable.

No es que haya tenido mucha propagación, pero si alguien se anima,  puede seguir firmando aquí, dinero no se pide (jajajaja)

Para compensar el detalle, te propongo otra tarta de queso, espero que la de fresa te gustase. De momento tendrás que conformarte con hacer tú la receta, pues hasta que   «los tiquis» no volváis a juntaros , veo difícil hacértela llegar…o sí ….que ya estamos en fase 1.

Ingredientes:

Para unas 6 raciones:
Para el dulce de caramelo:

100 gr de azúcar de caña o panela

10 gr de miel (2 cucharadas de miel)

1 cucharadita de pasta de vainilla

1/4 cucharada de zumo de limón

15 gr de mantequilla

Una pizca de sal

30 gr de agua

1 cucharadita rasa de bicarbonato

Para la base:

100 gr de galletas Lotus (o las que quieras)

50 gr de mantequilla

Para el relleno:

300 gr de queso crema (tipo mascarpone o Philadelphia)

150 gr de crema agría o nata fresca

80 gr de nata para montar

60 gr de miel

2 huevos

1 clara

1 cucharadita de pasta de vainilla

Para la decoración:

Miel

Dulce de caramelo picado

Elaboración:

Para el dulce de caramelo

Colocar en un cazo todos los ingredientes, excepto el bicarbonato,y  poner a fuego lento hasta que el azúcar y la mantequilla se hayan disuelto. Continuar la cocción hasta que alcance el punto de bola. Si tienes termómetro, deberá alcanzar una temperatura de 122 ºC.  Si no tienes termómetro,  deja cocer durante unos 5 minutos, y con cuidado, deja caer una gota sobre un vaso de agua fría. Si al sacarla forma una bola sólida estará lista.

Retirar del fuego e incorporar el bicarbonato sódico, removiéndolo con un batidor.

Inmediatamente, verter y extender el caramelo sobre una lámina de papel de horno. Dejar enfriar.

Cuando haya enfriado completamente, pasar un rodillo por encima para trocear el caramelo. Dividir la cantidad de dos partes. Una será para el relleno y la otra para adornar la tarta.

Precalentar el horno a 170 º.

Para la base de la tarta:

Colocar en la base del molde un papel de horno cortado a la medida del molde. Esto nos facilitará la labor de trasladar a un plato o bandeja cuando la desmoldemos.

Triturar las galletas  hasta obtener unas migas finas empleando una picadora, robot de cocina, o   una bolsa de plástico y  un rodillo.

Derretir la mantequilla durante unos segundos en el microondas, añadir a las galletas y mezclar bien.

Extender la mezcla sobre la base de un molde desmontable, repartir bien y apretar la mezcla con una cuchara para que se compacte. Forrar el exterior del molde con papel de aluminio o de horno.

Reservar en el frigorífico mientras se prepara el relleno.

Antes de preparar el relleno, llena una bandeja de horno de agua hasta la mitad . Colocar el en segundo carril de la parte inferior del hono.

Para el relleno:

En un cuenco grande poner el queso crema, la crema agria o nata fresca, la nata para montar, la miel, los huevos enteros y la vainilla y batir lo justo para que todos los ingredientes queden bien integrados.

En otro cuenco, batir la clara de huevo y añadir los trozos del dulce de caramelo que teníamos reservados y remover ligeramente para que se mezclen con la clara batida.

Añadir esta mezcla a la de la crema de quesos y huevos y verter en el molde reservado sobre la base de galletas.

Colocar el molde sobre la bandeja de agua que teníamos preparada, bajar la temperatura del horno a 160ºC y honear durante unos 55 a 60 minuto hasta que la tarta se haya cuajada pero todavía tenga un ligero temblor en el centro.

Saca la tarta de la bandeja de agua, pero déjala todavía dentro del horno apagado y con la puerta ligeramente abierta para que se enfríe dentro.

Sacar del horno, retirar el papel de aluminio de la base y cubrir con film la parte superior y guardar en el frigorífico un mínimo de 3 o 4 horas, mejor de un día para otro.

A la hora de servir, calentar 2 o 3 cucharadas de miel durante unos segundos en el microondas, con un pincel o una cuchara pinta la superficie de la tarta.

Cubre la tarta con el resto del caramelo troceado que teníamos reservada.

Notas:

Si deseas adornar la tarta como la de la foto, monta unos 100 grs. de nata, añade una cucharada de azúcar glas cuando empiece a montar, introduce la nata en una manga desechable con la boquilla elegida y realiza unos copetes todo alrededor.

Las tartas de queso tienen cierta complejidad a la hora de trasladarla a un plato de presentación. Puedes optar por dejarlo en la base del molde si no quieres arriesgarte o bien, si has forrado la base con papel como indico, pasa por debajo del papel una pala o alza tartas y retira el papel con sumo cuidado a la vez que la depositas en el plato.

Deja una respuesta