Crema dulce de castañas

crema-dulce-castanas11

Tengo en mi despensa una buena cantidad de castañas, que mi compañera Encarni me ha regalado de sus castaños. así que no me queda más remedio que ponerme el delantal y meterme en faena y darle un buen uso para mostrarle mi agradecimiento.

Esta semana me adelanto a la publicación semanal para dejaros la receta de esta crema dulce de castañas, que es la antesala de la tarta de queso que preparé con ella, y que espero poder publicar el fin de semana.

Lo más tedioso de la preparación es pelar las castañas, no os voy a negar que lleva su tiempo, si tienes suerte y consigues implicar a algún miembro de la familia, evidentemente reducirás el tiempo, y si no, pues tampoco dejes de hacerlo por eso, que una vez que las tienes peladas, el resto es coser y cantar.

Ingredientes:

Para unos 500 gr aprox.

300 gr de castañas

300 gr de leche

150 gr de azúcar morena

1 cucharada de vainilla líquida

20 gr de mantequilla

Elaboración:

Pelar las castañas:

Lo primero que tenemos que hacer es pelar y retirar la piel que recubre a las castañas. Para ello será necesario escaldarlas.

Lavar las castañas con su cáscara y secar.

Con un cuchillo, hacer una pequeña incisión en la corteza.

Escaldado en microondas:

Colocar las castañas en un recipiente apto para microondas, cubrirlas con agua y tapar con film de cocina.

Cocer durante unos 15 minutos a máxima potencia.

Para desprender la piel que las recubre hay que pelarlas en caliente. En cuanto nos sea posible manipularlas, iremos sacándolas de a poco o de una en una, dejando el resto en el agua ,para que tarden más en enfriarse y podamos pelarlas más fácilmente. Introduciremos la punta del cuchillo en la incisión que hicimos e iremos levantando la cáscara y la piel hasta conseguir retirarla completamente. La reservaremos conforme vayamos pelándolas.

En olla tradicional:

Colocamos las castañas en un cazo y olla, cubrimos con agua y colocamos al fuego.

Las dejaremos hervir a fuego medio durante unos quince minutos.

Retiramos el cazo del fuego, y comenzamos a pelarlas una a una, manteniendo el resto dentro del agua, para que tarden más en enfriarse y nos sea más fácil retirar la piel.

La crema: 

Ponemos las castañas, la leche, el azúcar y la vainilla en el vaso de la batidora y trituramos hasta hacer un puré fino.

Colocamos dicho puré en un cazo y llevamos al fuego. Dejamos cocer a fuego medio-bajo durante unos quince minutos, removiendo continuamente con una cuchara para que no se queme.

Cuando tenga una consistencia lo suficientemente espesa, añadiremos la mantequilla. Mezclar bien, con el calor se derretirá en el momento y retirar.

Guardar en un tarro de cristal y conservar en el frigorífico.

Notas:

En lugar de triturar la crema antes de ponerla al fuego, puedes poner las castañas, la leche, el azúcar y la vainilla al fuego sin triturar y dejar cocer unos 20 minutos, y después triturar hasta convertir en un puré fino. Si lo haces con thermomix no tendrás ningún problema, pero si tu batidora no es muy potente, te costará hacerlo y puede que se te atasque, por eso doy como opción triturarlo antes y cocer después.

En lugar de vainilla líquida puedes utilizar una vaina de vainilla, partirla y ponerla a cocer en la leche sola y dejar un rato en infusión. Después retirar y triturar con el resto de los ingredientes. También puedes sustituir una parte del azúcar por azúcar avainillado

Otra opción es, utilizar canela, bien infusionando  una rama en la leche, como he explicado con la vainilla. o añadiendo la punta de una cuchara de canela en polvo junto a los ingredientes.

 

Un comentario

Deja un comentario