Berenjenas con tomate (receta de mi madre)

Solanum melongena es el nombre científico que se le da a lo que conocemos comúnmente como berenjena. El cultivo de la berenjena es antiquísimo y los datos que se conocen sobre el origen de su cultivo lo sitúan al noroeste de India. Fueron los comerciantes árabes la que la llevaron a Oriente Medio y, posteriormente, en la Edad Media,  la introdujeron en Europa a través de España.  Existen tres tipos de variedades: una de fruto largo, otra de fruto redondo y otra de fruto alargado. La variedad de fruto redondo es la conocida con el nombre de “Dealmagro” En la localidad de Almagro fue donde los árabes dejaron el cultivo  y su forma de conservación, el famoso aliño que da a nombre a la conserva “Berenjenas de Almagro”. La producción y elaboración de esta conserva se realiza en los términos municipales de Almagro, Bolaños, Aldea del Rey, Calzada de Calatrava, Granátula de Calatrava y Valenzuela de Calatrava, todos ellos pueblos de la provincia de Ciudad Real y que está amparada bajo la Denominación de Origen e Indicación Geográfica Protegida.

Esta variedad se recolecta en el mes de julio y no se ven en el mercado, salvo en la época de verano. Las que yo he utilizado para la receta, venían en una de nuestras cestas del mes de julio. No son de denominación  Dealmagro, pues se cultivaron en Almendralejo, que es de donde recibimos nuestra verdura ecológica. Al verlas, lo primero que pensé era hacerlas en conserva al estilo Almagro, pero alguna tenía un tamaño considerable y fue cuando me acordé que mi madre las preparaba también con tomate. No podía dejar la oportunidad para incluirlas en el recetario.

Es una receta sencilla. Yo he utilizado la salsa de tomate que había preparado unos días antes, pero si no tienes preparada, puedes hacerla a la vez que preparas las berenjenas, friendo el tomate en una sartén.

No sabría decir si es un  plato típico de la cocina manchega pero yo lo asoció con ella, para mí era un plato tradicional de los que preparaba mi madre en verano, que era cuando podía comprarlas. No he encontrado referencias de este plato en recetas manchegas, si bien debo decir que tampoco he hecho una búsqueda exhaustiva al respecto. En cualquier caso, plato manchego o no, os dejo la receta, por si encontráis estas berenjenas y queréis tener otra forma de prepararlas distintas a las aliñadas.

Ingredientes:

5 o 6 berenjenas tipo almagro

500 gr de salsa de tomate

4 o 5 dientes de ajos

Hojas de laurel

1 cucharadita de cominos

1 cucharada de aceite

Sal

Elaboración:

Lavar las berenjenas y quitar el rabo y las hojas.

Ponerlas a cocer en una olla con 2 o 3 dientes de ajo, unas hojas de laurel y sal. Cubrir con un paño fino y dejar que cuezan hasta que estén tiernas. Para comprobar que están hechas pinchar con un palillo, tiene que entrar con facilidad.  El tiempo aproximado puede ser de 15 minutos, dependerá del tamaño de las berenjenas. Las que utilicé aqui eran bastante grandes y necesitaron algo más de tiempo.

Una vez cocidas, sacar, dejar que escurran bien el agua y cortar en trozos grandes.

Poner la salsa de tomate en una sartén. Añadir las berenjenas y cocer juntos unos minutos.

En un mortero poner 1 o 2 dientes de ajo junto a los cominos y machacar. Añadir la cucharada de aceite, mezclar todo y verter en la sartén. Dejar cocer un par de minutos más. Probar y rectificar de sal si fuese necesario y retirar.

Se puede servir en el momento, pero está mejor si se deja reposar hasta el día siguiente.

 

 

Deja un comentario