Crema fría de grelos

Esta receta y otra de sobaos pasiego, que publicaré próximamente, son autoría de Jesús Cenjor, que ya ha compartido en varias ocasiones sus recetas en este blog. Y dado que la publicación coincide  con el día de su cumpleaños, me permitiré el tararear la cancioncilla : ¡¡¡Feliz, feliz en tu día, amiguito que Dios te bendiga, que reine la pan en tu día, y que cuuuumplas muchosssss más!!!….(y yo que lo vea) . ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!

El documentar con fotos el paso a paso de una receta, requiere de la voluntad de hacerlo y de un trabajo y esfuerzo añadido a la realización de la receta, por eso, cuando alguien me brinda sus recetas, lo interpreto como una muestra de cariño hacia este pequeño blog, y me siento feliz y agradecida por ello.

En esta ocasión además, confieso que me ha venido como anillo al dedo que Jesús me las pasara, pues me ha ayudado a aliviar un poco la presión a la que yo misma me someto para sacar una publicación semanal, sobre todo cuando estos  últimos fines de semana, que es cuando trabajo para el blog, he estado fuera de casa. Así que doblemente agradecida.

Las recetas de Jesús me gustan, y puede tratarse de un plato clásico, típico de alguna región, o algo más innovador, pero siempre me seducen. A través de sus fotos, puedo sentir, el esmero, la dedicación, el cariño en la elaboración y  seguramente esa sea la causa de que todo lo que cocina le sale divino. Y esto que digo no es amor de hermana menor, es objetivamente cierto.

Y para terminar esta entrada y antes de la receta, cito sus palabras, porque también me parecen dignas de figurar aquí:

“Te adjunto la receta de la crema de grelos, por si quieres incorporarla a tu recetario.

Los grelos no es una cosa habitual en nuestra mesa, pero el roce con descendiente de gallegos es lo que trae…jeje

Hace tiempo descubrí esta receta y tras varias dudas me decidí a realizarla, siendo el resultado sorprendente, desde entonces me la piden en casa en invierno, aunque también se puede tomar fría como una vichyssoise. Suelo hacerla al menos una vez al año y este casi se me pasa la temporada, ya que no es fácil encontrarlos o al menos en buenas condiciones de frescura.

La crema de grelos es una sopa que se puede tomar tanto fría como caliente”.

Ingredientes:

Para 8-10 raciones:

1 manojo de grelos

2 patatas para cocer

1 cebolla tierna

50 gramos de mantequilla

1 litro de caldo de ave

250 ml. De nata para cocinar

Elaboración:

1º Limpiar muy bien los grelos quitándoles las partes más duras y con peor presencia. Escaldar los grelos en agua salada hirviendo durante un minuto. Sacar, enfriar con hielo, volver a escurrir y reservar.

2º Fundir en una olla la mantequilla con un poco de aceite de oliva y pochar en ella la cebolla muy picada, añadiendo las patatas cortadas en trozos, antes de que la cebolla empiece a tomar color, añadir el caldo de ave y dejar cocer hasta que estén blandas. Añadir los grelos y dejar que cuezan lentamente unos treinta minutos.

3º Cuando todo esté muy blando, triturar con la batidora y pasar por el chino para retirar las posibles hebras.

4º Añadir la nata, rectificar de sal y pimienta, rayar un poco de nuez moscada y dejar reposar en la nevera hasta su uso y congelar lo que no vaya a usarse.

Presentación:

Servir en cuencos o mini soperas y decorar con un chorrito de nata en el centro, unos dados de pan frito, unos trocitos de pollo cocido o lacón y unos brotes tiernos.

Un comentario

Deja un comentario