Turrón de chocolate de barquillos

turron de chocolate de barquillos cabecera

Se aproximan las fechas navideñas y yo ¡con estos pelos!

Otros años (en los que no tenía blog) ya había hecho una cantidad de dulces navideños considerable pero, precisamente éste, que es cuando debería haber destapado el tarro de las esencias, no me da la vida. Cuando visito alguno de los blogs, cosa a la que, por cierto, tampoco llego últimamente y veo lo repleto que está todo de recetas navideñas, me da una envidia cochina tremenda. Quiero ser como ell@s y dejar miles de propuestas para estos días, pero no me queda más remedio que bajar al planeta Tierra y asumir mis circunstancias y es que, si no se puede, no se puede, y además es imposible. Espero al menos que esta sana costumbre de compartir públicamente mis recetas, se prolongue en el tiempo y se cumplan mis deseos de realizar todas aquellas que se me ocurren y que, de momento, pasan al lugar de pendientes. Y, dicho esto, no haré más declaración si no es en presencia de mi abogado….

La lista de ingredientes que figura en la receta son para hacer una tableta de turrón de chocolate blanco y otra de negro. Para que os sirva de referencia, las medidas del molde que he utilizado es de 9 x 22 x 3 cm. Para este molde puedes llegar a utilizar unos 225/250 gr de cada uno de los ingredientes. Si utilizas moldes de otra medida tendrás que ajustar las proporciones a ellos, pero recuerda que son la misma cantidad de chocolate y nocilla y para el barquillo puedes añadir desde la mitad del peso hasta la misma cantidad.

¡¡Engordad, engordad, malditos!!!

 

Ingredientes:

225 g de chocolate blanco

225 gr de chocolate negro (tipo fondant)

225 g de nocilla blanca

225 gr de nocilla negra

250g-300 gr de barquillos

Elaboración:

Desmenuzaremos los barquillos en pequeños trozos con las manos y separaremos la mitad del peso en un cuenco, y la otra mitad en otro. No triturar en exceso, queremos que queden trocitos. En este turrón se puede llegar a utilizar la misma cantidad de barquillo, que de chocolate y de nocilla.

Colocamos uno de los chocolates (el blanco o el negro) en un bol y calentamos en el microondas a intervalos de 30 seg. hasta que esté prácticamente derretido, más o menos será en un minuto y medio. Remover cada una de las veces que lo saquemos del microondas. Puede parecer que no está completamente derretido, pero al removerlo, y con el calor residual conseguiremos que termine de derretirse. Si aún así, no se hubiera derretido, calentar unos segundos más. Hay que tener cuidado, porque se nos puede quemar si nos pasamos de tiempo. sobre todo el chocolate blanco.

Si la nocilla estuviese espesa, calentar también unos segundos en el microondas.

Mezclar el chocolate, con la nocilla y con una de las partes de los barquillos desmenuzados.

Verter en el molde elegido y llevar a la nevera para que endurezca.

Proceder de la misma manera con el otro chocolate, la otra nocilla y la otra parte de barquillos. Verter en otro molde y llevar también a la nevera para que endurezca.

Dejar unas horas para que el chocolate endurezca bien, y ya podéis desmoldar.

Notas:

Para adornar las tabletas de turrón he utilizado transfer de chocolate de este tipo.  Existen láminas de transfer de mayor tamaño, en ese caso, tendrías que medir el molde que vas a utilizar y recortar a la medida de nuestro molde. Manipular con cuidado la lámina y procurar no tocar la parte donde va impresa el dibujo para que no se borre. Colocar la lámina en el molde con la parte impresa (la más mate) hacia arriba y verter la mezcla encima. Una vez haya endurecido, despegar la lámina de acetato, el dibujo habrá quedado impreso.

Para conseguir mejores resultados en la impresión, una vez colocado el transfer en el molde, cubrirla con una fina capa de chocolate blanco (previamente derretido) , dejar que enfríe un poco y añadir la mezcla para nuestro turrón. Si decides hacerlo así, haz este paso antes de proceder a realizar la receta.

Para los moldes, en esta ocasión he utilizado estos, porque para la medida del transfer me venían mejor, en este caso conviene forrarlo con papel de horno, para que sea más fácil desmoldar después. Puedes poner un poquito de aceite, para que la lámina de transfer se quede fija y el dibujo quedé más centrado.

Para los turrones de chocolate existen estos otros  y quedan también muy chulos sin necesidad de poner el transfer. Yo los compré hace unos años, pero ahora se pueden encontrar en muchas más tiendas de repostería. Existen además moldes de silicona, que son geniales para desmoldar sin problemas. Por supuesto, se puede utilizar cualquier otro molde que tengamos en casa, sisn tener que gastarnos dinero extra, incluso se puede aprovechar el brick de un paquete de leche que recortaremos y lavaremos para usarlo como molde de nuestro turrón.

Deja un comentario