Tortitas de calabaza

Posiblemente estas tortitas no las hubiera publicado si no hubiera sido porque mi compañera Vanessa (la del Panettone) me dijo hace unas semanas: «Sita F. no tienes ninguna receta de tortitas en el blog». Si bien es cierto que suelo apuntarme las sugerencias o peticiones de recetas para el blog, en ese momento no le dí más vueltas. Tenía calabaza cocida en el congelador, y después de no haberme sido posible hacer el roscón de reyes con calabaza, que pretendía haber publicado este año, andaba dando vueltas en que receta preparar para emplearla, y ahí que el subconsciente debió de traerlo a mi conciencia (valga la redundancia), recordé el comentario de Vanessa y, entonces, tomé la decisión de subir la receta.

Hubo una temporada en la que mi hijo le dio por hacer tortitas, se levantaba por la mañana con el antojo y, sin medir ni pesar ingredientes, montaba la masa y le salían muy ricas. Entonces pensaba que sería un cocinillas, pues apuntaba maneras, pero esa vena pasó, y  ahora, cuando cocina, lo hace por pura necesidad de subsistencia.

Con estas tortitas espero cumplir las expectativas de mi compi y que se anime, también, a prepararlas.

Ingredientes:

200 gr de harina

200 gr de leche

150 gr de calabaza cocida

30 gr de panela (o azúcar morena o blanquilla)

2 huevos

30 gr de mantequilla

1 cucharadita de levadura química

1 cucharadita de canela

1 pizca de sal

Elaboración:

Tamizar la harina junto a la canela, levadura y sal.

Batir los huevos con el azúcar. Añadir la calabaza cocida, la leche y la mantequilla reblandecida y mezclar.

Incorporar la harina tamizada y volver a batir hasta que quede una masa bien mezclada.

Poner una sartén al fuego, calentar bien y verter un cucharón de masa. Dejar que se cueza hasta que empiecen a formarse burbujas. Dar la vuelta con una pala y dorar por la otra cara.

Retirar y colocar en un plato.

Volver a hacer la misma operación de nuevo hasta finalizar con la masa. Ir colocando las tortitas una encima de otra.

Servir acompañado de sirope de arce, caramelo líquido, sirope de chocolate, fruta, nata, queso crema, etc.

Notas:

Suelo tener botes de calabaza cocida y triturada en el congelador, te viene muy bien tenerla preparada para este tipo de recetas. Si no tuvieras la calabaza cocida, puedes prepararla siguiendo las indicaciones que figuran en las notas de  esta receta.

Lo adecuado es consumirlas nada más hacerlas, todavía calientes, pero si te sobran, colócales en papel film o de aluminio y consérvalas en el frigorífico. Cuando las vayas a tomar, colócalas en un plato y calientalas unos segundos en el microondas.

Para hacer las tortitas, podéis poner unas gotas de aceite en la sartén antes de echar la masa, pero si utilizáis una buena sartén antiadherente no es necesario poner aceite.

Deja un comentario