Ensalada de cuscus, pollo y mandarina

Finalizamos agosto y, si quiero continuar con este proyecto, no queda más remedio que desperezarme y ponerme las pilas. Alguien muy cercano dice que los planes se hacen para no cumplirlos, pero hay que hacerlos y, últimamente y respecto al blog, sigo bastante este planteamiento. Así que hay que pasar de las intenciones a las actuaciones y ponerme a currar un poquito más, dejar este estado abúlico, apático, desidioso y holgazanero. Menos siesta y más actividad, que cuando eche la vista atrás no vea que el tiempo se me ha ido sin más. (más…)