Tarta helada Sanxo

portada

El nombre de esta tarta es en honor de mi hijo mayor, es la tarta de su cumpleaños. Sancho es como uno de sus profesores empezó a llamarlo en el colegio como una derivación de su apellido, y así es como entre sus amigos le conocen. De haberlo sabido cuando iba a nacer no hubiéramos dado tantas vueltas pensando nombres, porque habrá gente que desde el principio tenga claro  el nombre que poner a sus hijos, pero nosotros no nos poníamos de acuerdo ni queriendo. Y cuando el ginecólogo, nos dijo que era una niña, nos limitamos a buscar un nombre de niña que nos pareciese bien a los dos (padre y madre).

Pero las abuelas que no estaban muy conformes con el nombre de Paula, que fue el que finalmente decidimos, cuando llegó el momento de ir al hospital, y mientras yo me preparaba para traer una criatura al mundo, resoplando y empujando, las abuelas maquinaban como convencernos para que le pusiéramos Mª Nieves, dado la proximidad del santo en el calendario de dicha virgen, así que la discusión se zanjó, cuando el padre de la criatura les anunció que era un niño, “mu grande” y “mu feo”(la madre no estuvo de acuerdo con esa apreciación). El nombre de Eduardo, era la única opción que habíamos barajado, y que no nos parecía mal a ninguno, así, que ese fue el nombre que le pusimos.

El esfuerzo de nacer le dejó K.O. durante los dos días de hospital, cosa que a su madre (yo), agradeció enormemente, pues con el parto, vinieron los puntos, que me debieron de dar hasta en el cielo la boca, y un dolor de coxis horroroso, no podía ni sentarme, ni levantarme, vamos que después de soltar al mundo un morlaco de 4.100 Kg, me quedé hecha un trapito. Si es cierto que el niño sufre mucho más para nacer,no me extraña que mi pobre criatura, se quedará exhausto. Vamos , para que digan que ser madre no es bonito.

De sus primeros meses recuerdo con angustia los espasmos de laringe, que tuvo desde los tres meses hasta los tres años, y que se repetían cada cierto tiempo  cuando cogía un catarro. Posteriormente su afición a las tortugas ninjas, le hacían pasarse horas en “pelota picada” luchando como sus increibles héroes.

Me encanta recordar la forma de su boca, que ponía en forma de O, cuando se relajaba o le entraba sueño. su movimiento de caderas, bailando la “bamba” con año y medio y sobre todo, esa risa limpia, pura y contagiosa.

Y aunque ya se ha hecho mayor, sigue siendo el niño de mis ojos (mi otro niño) y como deseo de cumpleaños, pido que siga teniendo un corazón grande, que siga siendo una buena persona, y sobre todo que sea feliz con aquello que la vida le tenga preparado.

¡¡¡Muchas felicidades!!!

 

A Edu, no le gustan las tartas con bizcocho, así que como no hay cumpleaños sin tarta, y para satisfacer sus gustos, la tarta es solo de helado. Uno de sus helados preferidos es el de dulce de leche, así que desde el principio tuve claro que la tarta debía de llevar este helado. El de chocolate y straciatella los he elegido además de porque le guste, porque me parecía que la combinación podría ser adecuada.

Y ya por fin….la receta;

 

Helado de chocolate:

Ingredientes:

200 gr. de creme fraiche (o nata para montar)

250 gr. de leche entera

110 gr. de azúcar blanquilla

3 yemas de huevo (unos 50 gr. aprox)

60 gr. glucosa

100 gr. de chocolate

25 gr. de cacao en polvo Valor

1 cucharadita de esencia de vainilla líquida

Elaboración:

Tradicional:

En un cazo poner la creme fraiche y la leche y calentar a fuego suave. Cuando la crema se haya disuelto, añadir el cacao, el chocolate troceado y la vainilla y seguir calentando hasta que que esté a punto de hervir.

Aparte batir las yemas de huevo con el azúcar y la glucosa. Añadir la mezcla del cazo y poner a cocer de nuevo a fuego suave y sin para de remover hasta que la mezcla espese, pero sin que llegue a hervir.

Dejar enfriar y llevar al frigorífico durante varias horas hasta que la temperatura de la mezcla esté bien fria (mejor si se deja hasta el día siguiente)

Si se dispone de heladora ponerla en marcha e ir añadiendo la mezcla por el bocal. Tener entre 20-30 minutos hasta que se haya hecho el helado. Colocar en un bol, colocar papel de horno pegado sobre la mezcla, y llevar al congelador.

Si no se tiene heladora, colocar en un recipiente y llevar al congelador, sacando la mezcla  durante las 3 o 4 primeras horas, cada 1/2 hora y batiéndola con unas varillas durante unos segundos, para ir rompiendo los cristales. Dejar en el congelador hasta su utilización

Thermomix:

Rallar el chocolate con 3 o 4 golpes de turbo de un segundo.

Poner en el vaso el resto de los ingredientes y programar 6 minutos , 90º velocidad 4.

Dejar la mezcla en el vaso hasta que la temperatura baje a unos 60º. Batir durante unos 6 minutos a velocidad 2 1/2

Pasar la mezcla a un bol y guardar en el frigorífico varias horas hasta que la mezcla esté bien fría

Para mantecar el helado, seguir los pasos con heladora o sin ella, según se explica en el modo tradicional.

Guardar en el congelador.

 

Helado de dulce de leche:

Ingredientes:

500 gr. de nata para montar de 35,1 %

250 gr. de leche entera

400 gr. de dulce de leche

Una cucharadita de vainilla

Elaboración:

Poner en un cazo todos los ingredientes y cocer hasta que el dulce de leche se haya disuelto y la mezcla sea homogénea.

Colocar en un bol y dejar enfriar. Llevar al frigorífico y dejar durante varias horas hasta que la mezcla esté bien fría.

Para mantecar el helado, tanto si se utiliza heladora o sin ella, proceder como se indica en la elaboración del helado de chocolate.

Colocar en un recipiente y guardar en el congelador.

 

Helado de stracciatella:

Ingredientes:

500 gr de leche entera

250 gr de nata para montar

140 gr. de azúcar blanquilla

60 gr de glucosa

Una cucharadita de vainilla líquida

5 gr de maicena

85 gr de chocolate

Elaboración:

Tradicional:

Fundir el chocolate en el microondas durante  un minuto y medio a intervalos de 30 segundos hasta que esté casi derretido. Remover bien con una cuchara para terminar de fundir y extender sobre una lámina de papel de horno lo más fino posible. Dejar enfriar y llevar al frigorífico para que endurezca bien. Cuando haya endurecido, cortar en pequeños trocitos y reservar.

Poner a calentar la leche con la nata y la vainilla en un cazo.

En otro recipiente mezclar el azúcar, la glucosa y la maicena.

Cuando la leche rompa a hervir, incorporar sin dejar de remover la mezcla de azúcar, glucosa y maicena. Dejar cocer durante unos minutos sin dejar de remover y procurando que no llegue a hervir. Apartar y seguir removiendo durante unos 10 minutos.

Dejar enfriar y llevar al frigorífico hasta que la mezcle esté bien fría.

Antes de poner en la heladora, batir con unas varillas o con la batidora para homogeneizar la mezcla.

Para hacer el helado proceder como se explica en el helado de chocolate, tanto si se utiliza heladora o se hace sin ella.

Cuando el helado esté hecho, en el último momento, añadir los trocitos de chocolate, mezclar bien y guardar en el congelador.

Thermomix:

Poner todos los ingredientes, menos el chocolate en el vaso de la thermomix.

Programar 7 minutos, 90º, veloc.4. Dejar enfriar hasta que alcance una temperatura de 60º. Batir durante 6 minutos a vel. 2 1/2 y pasar a un recipiente. Dejar enfriar y guardar en el frigorífico hasta que la mezcla esté bien fría (mejor dejar toda la noche)

Para hacer el helado, proceder como se explica en la elaboración del helado de chocolate.

Una vez hecho el helado, añadir los trocitos de chocolate y mezclar bien para que quede repartido por toda la mezcla.

Decoración:

Una lámina de transfer

300 gr de chocolate negro

350 gr de chocolate blanco

Derretimos el chocolate en el microondas durante 1,30 minutos, a intervalos de 30 segundos hasta que casi esté deshecho. Sacamos y removemos con una cucharilla para terminar de derretir. Rellenamos unos moldes de silicona o plástico con forma de pequeñas barritas con el chocolate. Con una espátula o filo de un cuchillo, limpiamos bien los bordes del molde y guardamos en el frigorífico para que se endurezca. Una vez que se haya endurecido, desmoldamos y reservamos en el frigo.  He necesitado hacer 3 bandejas de cada chocolate para tener suficiente barritas para colocar alrededor de la tarta.

Montaje:

En un molde redondo de silicona de una 18 cm de diámetro, rellenar hasta la mitad con el helado de dulce de leche.

Sobre este, rellenar la otra mitad hasta cubrir el molde con el helado de chocolae. Reservar en el congelador.

Recortamos la lámina de transfer de la medida de la base de un molde de 22 cm  Derretimos una parte del chocolate blanco unos 50 gr. aprox) y extendemos una fina capa sobre el transfer. Dejamos enfriar. Reservamos en el frigo hasta que vayamos a decorar la tarta

En la base de un molde de 22 cm. colocamos papel de horno, cubrimos con una parte de helado de straciatella y llevamos de nuevo al congelador.

Cuando el helado de straciatella esté bien duro, sacamos del molde de silicona el helado de dulce de leche y de chocolate y colocamos lo más centrado posible sobre la base que hemos cubierto con el helado de stracciatella. Colocamos el aro del molde y ponemos pegado a este una tira de acetato o de papel de horno,  y rellenamos con el resto del helado de stracciatella, todo alrededor cubriendo el espacio hueco que queda, entre el  helado de chocolate-dulce de leche hasta el molde, hasta que esté bien cubierto, y llevamos de nuevo al congelador.

Ponemos un plato o bandeja  sobre el molde, y damos la vuelta. Quitamos el aro y colocamos la  lámina del transfer encima, retiramos la parte plástica.

Alrededor de la tarta, vamos colocando las barritas de chocolate, combinado una de blanco otra de negro, hasta cubrir todo alrededor.

Guardar de nuevo en el congelador hasta que se vaya a servir.

 Notas:

El trasnsfer de chocolate, es una lámina de acetato, que llevan una impresión realizada con manteca de cacao, azúcar, lecitina de soja, leche en polvo y colorantes. Estas decoraciones son aptas para su consumo. Para conseguir imprimir el dibujo, solamente hay que poner el chocolate derretido sobre la parte del dibujo, dejar enfriar y cuando se vaya a utilizar despegar el acetato. El dibujo habrá quedado impreso sobre el chocolate.

La elaboración de helado en casa, no tiene ninguna complicación. Lo normal es que no hagas más que un sabor cada vez, pero si utilizas  una máquina de helado de las que se tiene que guardar la cubeta, hay que dejar pasar 24 hs para que la cubeta se pueda volver a utilizar. En la elaboración de esta tarta, he tenido algún inconveniente por ello, pues los helados los tenía que hacer los tres en el fin de semana y dejar montado todo el domingo.

Debido a las altas temperaturas, el montaje de la tarta me ha resultado estresante, sobre todo el colocar el helado de stracciatella, pues cuando intentaba nivelar, se me derretía. Lo mismo me ha pasado con las barritas de decoración. Así que el resultado decorativo no ha sido todo lo bueno que yo hubiera querido. Mi recomendación es hacer los helados con algo más de tiempo para que estén bien congelados, simplificar la decoración y utilizar un solo molde para colocar la tarta, salvo que dispongas en tu casa de una cámara de frío para este tipo de elaboraciones (jajajaja).

Deja un comentario