Paté o mousse de salmón ahumado

Recientemente, leía en un blog que, tras la adopción de la celebración de Hallowen, sólo faltaría que en España  también adquiriéramos la costumbre de celebrar el Día de Acción de Gracias y, aunque esta celebración no tendría sentido ni motivo en nuestro país, dada nuestra afición a incorporar las costumbres americanas no me extrañaría nada. De momento ya nos hemos sumado a la celebración del “Black Friday”, haciendo que cada año vaya calando más en nosotros. El sábado  me sorprendía, al escuchar decir a una chica en un centro comercial, que en esta semana apenas había salido de allí. No es que esté en desacuerdo con ello, unos días de descuento, puede ser una buena excusa para comprar algo que se necesite o que apetezca, pero sí me inquieta el machaque al que nos someten, que nos crean necesidades donde no has hay.

Con esta incorporación, hemos adelantado también la campaña navideña, ya podemos lanzarnos abiertamente a gastar y consumir. Y es que cuando “haces plof ya no ha stop”

Y ya que hablamos de la Navidad, la receta de hoy me parece una buena opción para tener en cuenta y servir dentro de los aperitivos y picoteos que preparamos para esos días de celebración. Una crema para untar, que se prepara en un santiamén, y que resulta muy agradable de tomar. Yo la he guardado en tarros de cristal, pero puede utilizar moldes pequeños de silicona y desmoldarlos sobre platitos para que quede mejor presentado en una mesa bien puesta.

Ingredientes:

150 gr de salmón ahumado

100 gr de queso crema

100 gr de creme fraiche

20 gr de nata líquida

2 cucharaditas de ron

2 láminas de gelatina

Una pizca de sal (opcional)

Para la cobertura:

50 gr de mantequilla

1 cucharada de eneldo

Elaboración:

Poner las dos hojas de gelatina en un cuenco con agua fría durante unos 5 minutos hasta que se hidrate.

Colocar el salmón, la creme fraiche, el queso crema, el ron en la batidora o robot de cocina y triturar hasta hacer una crema.

Calentar la nata en el microondas unos 10 segundos. Escurrir las hojas de gelatina y disolver en la nata caliente. Remover para que se deshaga bien y añadir al vaso con la crema de salmón.

Triturar de nuevo hasta conseguir una crema fina.

Verter la crema en tarros de cristal y dejar enfriar

Para la cubierta de la mousse:

Calentar la mantequilla en el microondas unos segundos hasta que se derrita. Añadir una cucharadita de eneldo picado, remover y verter encima de la mousse.

Tapar los tarros y dejar en el frigorífico hasta el momento de consumir.

Notas:

Puedes sustituir el queso crema por yogur, y la creme fraiche por nata. Personalmente creo que mejora el sabor con la queso y la creme fraiche, pero es otra opción que se puede tener en cuenta a la hora de poder sustituir ingredientes.

Lo de la capa de mantequilla para la cobertura es totalmente opcional, su función es meramente protectora y decorativa.

Otra alternativa para cubrir la crema es con gelatina. Calienta un poco de vino y disuelve en él un par de hojas de gelatina hidratadas. Añade eneldo picado y vierte por encima de la crema.

Si utilizas moldes que tengan algún dibujo, puedes cubrir la base con la gelatina, dejar que endurezca un poco y poner la crema de salmón encima. A la hora de desmoldar, quedará la capara de gelatina con el dibujo visible.

 

Deja un comentario