Paquetes de salmón y torta del casar

 

Tras un mes de parón obligado, después de que el disco duro de mi ordenador decidiese pasar a mejor vida y de que el servicio técnico se tomara su tiempo para repararlo, puedo volver a retomar la publicación en el blog. Gracias a la obra de reanimación y recuperación del operativo informático desplazado al hogar del siniestro, se pudo recuperar  prácticamente la totalidad de los archivos,  quedando sólo una carpeta perdida, cuando hubo que certificar el fallecimiento total del disco duro. Como la pérdida de esas fotos es de una receta ya publicada, el daño sufrido ha sido el mínimo.

El uso de pasta filo, hojaldre, masa quebrada, da siempre un toque festivo al plato que se elabora y, además de este toque crujiente que resulta tan agradable, visualmente también te invita a comer.

Mientras se trabaja con las láminas de la pasta filo, es importante tener cubiertas el resto con un paño, si está un poco húmedo mejor, pues se secan con rapidez y una vez secas se quiebran y no se pueden doblar. En este caso también es importante que las uniones queden bien cerradas para que cuando el queso se funda en el horno, no se derrame. Yo he utilizado torta del casar, pero un queso azul u otro con un sabor fuerte también valdría. Puede parecer mucha cantidad de queso, pero al llevar un buen trozo de lomo de salmón, el sabor del queso no resalta tanto.

Yo he utilizado trozos de lomo de unos 150 gr, que unido al queso y la pasta filo sale un paquete contundente y suficiente para comensales bien hambrientos, por lo que recomiendo acompañarlo de una ensalada o un primer plato ligero y ya. También puedes optar por cortar el lomo en trozos más pequeños y hacer paquetitos.

Y sin más dilación vamos ya con la receta.

 Ingredientes:

8 láminas de pasta filo

60o gr de de lomo de salmón limpio de espinas y piel

500 gr de torta del casar

4 cucharadas de aceite

2 cucharadas de eneldo

1 cucharada de perejil

Sal

Un trozo de mantequilla

1 huevo para pintar

Elaboración:

Pedir al pescadero que os quite la espina y la piel del salmón, podéis pedir que os corte en trozos ya o bien hacerlo en casa vosotros.

Lavar y retirar con unas pinzas las espinas que hayan quedado en el lomo de salmón. Cortar en 4 trozos de unos 150 gr. cada uno si no lo hubiera hecho el pescadero. Salar ligeramente y reservar.

Mezclar el queso con el perejil y el eneldo, añadir el aceite y mezclar bien.

Derretir la mantequilla en el microondas durante unos segundos.

Tomar dos láminas de pasta filo y pintar los bordes todo alrededor para que queden unidas. Intentar mantener el resto de las láminas filo cubiertas con un paño, para evitar que se resequen y se cuarteen.

Colocar en el centro de las láminas de pasta filo, una parte de la mezcla de queso. Poner encima uno de los trozos de lomo de salmón y cerrar el paquete. Pintar bien con mantequilla las uniones del rollo que hemos hechos para que no se abra. Colocar en una bandeja o fuente apta para el horno.

Procede de la misma forma con el resto hasta tener los cuatro paquetes.

Pintar con huevo batido o mantequilla derretida y hornear a 180º durante unos 20-25 minutos

Sacar y colocar en una fuente de servir y llevar a la mesa.

 

Deja un comentario