Helado de castañas

Hace unas cuantas semanas que mi hermano me pregunto si admitía peticiones del oyente, y me dió un par de sugerencias: helado de castañas y bombones de helado de castañas y chocolate. Como voy escasa de tiempo (lo podéis notar en la tardanza en hacer una nueva publicación), he tardado algo más de lo que pretendía, pero hoy, por fin, puedo sacar a la luz la receta de una de sus dos sugerencias.

Si os preguntáis de donde he sacado las castañas en esta época, solo aclarar que siguen dando vueltas unas cuantas castañas en mi despensa que no llegué a usar, y que posiblemente no use para otra receta, pero ¡mira! lo bien que me han venido para la foto.

No es un helado barato, pues he empleado castañas en almíbar, y es un producto caro pero, desde mi punto de vista, el resultado merece la pena. Como no tengo abuela, en esta ocasión dejo mi modestia a un lado y os diré que este helado me ha quedado muy rico.

Y si os parece con este helado, doy por inaugurada la temporada de helados para amasalamasa. Espero que el verano me permita dejar constancia de las recetas de helados previstas para este año.

¡Sacad vuestras cucharas y rechupetearlas!

Ingredientes:

Para algo más de 1 litro de helado:

235 gr de leche

230 gr de nata

100 gr de azúcar

550 gr de castañas en almíbar

4 yemas

4 gr de fécula de patata

50 gr de ron

Preparación:

Tradicional:

Poner a hervir la leche con 10 gr de nata

Batir las yemas con el azúcar y la fécula de patata. Añadir el resto de la nata y mezclar bien.

Cuando la leche llegue a hervir, añadir poco a poco a las yemas batidas . Mezclar y volver a llevar al fuego. Cocer, removiendo continuamente hasta que comience a espesar, sin que llegue a hervir para evitar que la crema se corte. La temperatura no debe superar los 90º.

Apartar, y seguir removiendo durante unos cuantos minutos para ayudar a que enfríe más rápidamente.

Pasar la crema por un chino o colador y verter en un recipiente. Tapar y dejar enfriar. Una vez frío, guardar en la nevera durante unos 8 horas o hasta el día siguiente.

Colar el almíbar de las castañas y separar  unos 100 g. Cortarlas en dos o tres trozos cada una y poner a macerar con el ron. Las castañas se pueden poner a macerar una vez finalizado la crema y reservar hasta el día siguiente o bien hacerlo un par de horas antes de poner a mantecar el helado.

Triturar el resto de las castañas con una pequeña parte de su almíbar, para facilitar el triturado, hasta convertirla en puré. Reservar en un frasco con su tapa o tapar con film.

Al día siguiente, o una vez que la crema haya enfriado bien, sacar del frigorífico y añadir el puré de castañas. Batir con la batidora hasta que quede bien mezclado.

Poner la heladora en marcha y verter la crema en ella.

Mantecar durante unos 30 minutos.

Antes de de finalizar, escurrir las castañas maceradas y añadir a la crema, dejar que se mezclen bien y desconectar la heladera.

Verter en un recipiente, cubrir con papel de cocina y llevar al congelador.

Dejar que termine de congelarse durante unas horas y listo.

Sin heladera:

Sacar el helado cada media hora y batir con batidora o varillas durante unos segundos. Repetir este proceso hasta que esté helado. Mantener en el congelador hasta que vaya a consumirse

Thermomix:

Poner en el vaso huevos, azúcar, leche, nata y fécula . Programar 8 minutos a 90º y velocidad 4.  Una vez terminado el tiempo, dejar en el vaso hasta que la temperatura baje a los 60º y batir durante unos 6 minutos a vel.2.

Pasar la crema por un chino o colador y verter en un recipiente, tapar y dejar enfriar. Una vez frío, guardar en la nevera durante unos 8 horas o hasta el día siguiente.

Colar el almíbar de las castañas y separar  unos 100 g. Cortarlas en dos o tres trozos cada una y poner a macerar con el ron. Las castañas se pueden poner a macerar una vez finalizado la crema y reservar hasta el día siguiente o al menos dos o tres horas antes.

Poner en el vaso limpio, el resto de las castañas con una pequeña parte de su almíbar y triturar unos 20 segundos a veloc. 5. Verter en un recipiente, tapar y reservar en el frigorífico hasta su uso.

Al día siguiente, sacar la crema y el puré de castañas del frigorífico. Poner en el vaso y batir unos 10 segundos a veloc. 4

Poner en marcha la heladera e ir vertiendo la mezcla.

Mantener en la heladera durante unos 30 minutos.

Antes de de finalizar, escurrir las castañas maceradas y añadir a la crema, dejar que se mezclen bien y desconectar la heladera.

Verter en un recipiente, cubrir con papel de cocina y llevar al congelador.

Dejar que termine de congelarse durante unas horas y listo.

Sin heladera:

Sacar el helado cada media hora y batir 20 segundos a velocidad 6. Repetir este proceso hasta que esté helado. Mantener en el congelador hasta que vaya a consumirse

3 comentarios

Deja un comentario