Trifle de fresas

Me preguntan en mi casa ¿qué estás haciendo? Un trifle de fresas, respondo yo. ¿Un qué? Y basándome en las rimas de Gustavo Adolfo Bécquer podría haber respondido:

¿qué es un trifle,  dices mientras clavas tu pupila en mi pupila azul,

¿qué es un trifle? ¿y tú me lo preguntas?

trifle ….es un postre típico inglés.

Básicamente un ˈtrīfəl, es un postre que alterna capas de bizcocho, fruta, crema custard, mermeladas o gelatinas y más recientemente nata.

La traducción que se hace de la palabra trifle es nimiedad y,  posiblemente, esto se deba a que en sus orígenes se trataba de un postre en el que se utilizaba bizcocho pasado que se enriquecía con licor y una crema.

En la cocina británica es un postre que suele servirse en Navidad, pero prepararla para esta época del año, en que aumenta la variedad de frutas  resulta muy adecuado y, además, con la intensidad de los colores de estas frutas, el atractivo visual también aumenta. Es un postre que, también,  puede ser un plato de aprovechamiento si tenemos frutas o bizcochos que necesiten consumirse.

Para hacer la receta, puedes decidirte por hacer el bizcocho, y también por elaborar la auténtica crema custard, con leche, nata, azúcar y huevos, pero la alternativa de comprar un bizcocho hecho ( en mi caso del Mercadona) y preparar unas natillas rápidas con los sobres que venden, ayuda a que la receta sea mucho más fácil de preparar. Eso sí, de las cantidades indicadas en los sobres es la de 1 l de leche para natillas, yo he utilizado 750 g, pero se puede reducir a 500 gr. para que la capa de crema quede más compacta.

Lo adecuado es servirlo en recipientes de cristal que permitan ver las distintas capas que se van formando. Puedes utilizar un recipiente grande o servirlo en copas o vasos individuales para un solo comensal, la elección es tuya.

Y vamos ya con ello:

Ingredientes:

Para 6 a 8 personas:

Un trozo de bizcocho de chocolate

500 gr de fresas

Para el almíbar:

150 gr de agua

150 gr de azúcar

zumo de una naranja (60 gr)

Para la capa de natillas:

750 gr de leche

120 gr de azúcar

1 sobre de preparado de natillas

Para la capa de nata:

250 gr de nata para montar

20 gr de azúcar glas

Elaboración:

Almíbar:

Comenzamos preparando el almíbar. Para ello, ponemos en un cazo el  agua, el zumo de naranja y el azúcar y llevamos a al fuego. Dejamos que hierva a fuego suave durante unos diez minutos, hasta que el azúcar se disuelva y se forme un almíbar clarito. Colar y dejar que enfríe.

Una vez frío puedes guardar y conservar en la nevera sino lo vas a utilizar inmediatamente.

Para la crema de natillas:

Separar 250 gr de leche y disolver en esta cantidad el sobre de preparado de natillas y el azúcar.

Poner el resto de la leche a calentar y cuando comience a hervir, añadir el vaso con el contenido y mantener al fuego, removiendo con una cuchara hasta que vuelva a hervir.

Retirar y verter en un recipiente. Cubrir con papel film pegado a la crema y dejar que enfríe.

Para la capa de nata:

Un rato antes de montar la nata, conviene colocar el recipiente y las varillas en el frigo.

Verter la nata en el recipiente y comenzar con las varillas a velocidad baja.

Cuando notemos que empieza a montar, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que esté montada

Reservar en el frigorífico

Cortar el bizcocho en capas de 1 cm. de grosor y cortar círculos del tamaño del fondo del recipiente que vayamos a utilizar o, para no complicaros, en tiras.

Lavar las fresas, retirar el rabillo y cortar en láminas.

Montaje:

Cubrir bien el fondo del recipiente donde vayamos a servir el postre, con una capa de bizcocho que previamente hemos cortado.

Con una cuchara o brocha mojar el bizcocho con el almíbar.

Para que resulte más atractivo, ir colocando láminas de fresas pegadas a la pared, una detrás de otra, en horizontal o vertical, como más te guste, y dependiendo del tamaño del recipiente que utilices. Sobre la capa de bizcocho, acomodar una capa de láminas de fresas, has formar una nueva capa.

Encima de las fresas coloca las crema de natillas

Sobre la crema pon otra capa de bizcocho. Y sobre la capa de bizcocho

Adorna con unas láminas de fresas y unas hojas de menta.

Si utilizas vasos o recipientes con bastante altura, sobre la segunda capa de bizcocho, puedes colocar otra capa de fresas, y otra de crema. Repite tantas capas como, el recipiente te permita, y termina con una capa de nata.

Deja un comentario