Rollo de pollo con jamón y queso

rollo de pollo con jamon y queso17

Y seguimos con la elaboración de platos sencillos que no nos compliquen la vida, ni nos haga permanecer en la cocina mucho tiempo. Aunque en esta ocasión, hay que encender el horno, como el rollo se puede servir frío, puedes hornearlo a primera hora de la mañana, antes de que las temperaturas se disparen, y dejarlo envuelto en aluminio, solo pendiente de cortarlo cuando llegue la hora de comer. Prepara la salsa cuando vayas a servir el rollo, solo te llevará unos minutos.

Ingredientes:

5 ó 6 filetes de pechuga de pollo

300 gr de carne picada de pollo

4 filetes de jamón serrano

4 lonchas de queso emental o al gusto

2 cucharadas de pan rallado

1 Huevo

Sal

Perejil

Para la salsa:

150 gr de leche evaporada

1 cucharada sopera de mostaza

50 gr de agua

Elaboración:

Colocar la carne picada de pollo en un bol. Añadir una cucharadita de sal, el pan rallado, el huevo y un poquito de perejil. Remover  el conjunto hasta que esté bien mezclado y algo compacto.

Colocar una lámina de papel de horno sobre la encimera.

Aplanarlos filetes con el rodillo y salar ligeramente.

Colocar los filetes de pollo sobre la lámina de papel de horno, formando un rectángulo y superponiéndolos ligeramente.

Extender la carne picada sobre los filetes sin llegar al borde. Deja un par de centímetros al menos

Poner encima los filetes de jamón serrano y sobre estos, las lonchas de queso.

Ayúdate de la lámina de papel de horno para formar el rollo. No es necesario atar con cordón de cocina, pero si lo prefieres hazlo. Yo además, lo envuelvo en aluminio para asegurarme que se mantiene la forma.

Con el rollo envuelto con el papel de hornear y el de aluminio, colocar en una bandeja y hornear a 190º  durante unos 40 minutos, con calor arriba y abajo y en el nivel medio de tu horno.

Sacar del horno y comprobar si la carne está cocida. Si es necesario hornear unos minutos más, pero sin pasarse, para que la carne no se seque. Ten en cuenta que al hornearse cubierto, la carne no llegará a dorarse.

Dejar enfriar envuelto en el aluminio.

Para preparar la salsa, colocar en un cazo la leche evaporada, añadir la cucharada de mostaza y el agua y poner a calentar. Cocer a fuego suave, removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa espese.

Cortar la carne en rebanada de un centímetro aproximadamente, Colocar sobre la bandeja de servir, regar con parte de la salsa y espolvorear con un poquito de perejil.

Servir el resto de la salsa aparte, para que cada comensal se sirva a su gusto.

Deja un comentario