Garbanzos con sepia

garbanzos con sepia10

Después de algo más de un año de vida de este blog, ya iba tocando que apareciera una receta de las de cuchara.  Habitualmente, cuando toca cocinar legumbres, son lentejas lo que hago y que no les falte el chorizo, para darles en el gusto a mis muchachos, pero de vez en cuando hay que variar y salir de lo habitual, pues ya se sabe que en la variedad está el gusto, y un gustazo es lo que vas a sentir con estos garbanzos con sepia.

Con las cantidades que figuran podrás sacar unas 6-8 raciones aproximadamente. Si sois menos personas, puedes reducir la cantidad, calcula unos 100 gr de garbanzos por persona, o una vez cocinados, guardarlos en el congelador, y tener un plato disponible para algún día de apuro.

Generalmente, y por una cuestión de tiempo, suelo utilizar la olla exprés para cocer los garbanzos, sin embargo, me gusta después finalizar el plato con la tapa quitada para que el caldo reduzca y espese. Si lo haces en una olla convencional  tardarán en cocerse una hora y media aproximadamente. Y como alternativa, puedes utilizar botes de garbanzos de los que venden ya cocidos.

Y como no tengo mucho más que añadir, doy paso a la receta:

Ingredientes:

500 gr de garbanzos

600 gr de sepias limpias (2 ó 3 sepias, según tamaño)

2 cebollas

1 zanahoria

4 dientes de ajos

1 hueso de caña o similar

2 cucharadas de tomate triturado

1 cucharada de harina

1 cucharadita de pimentón de la Vera

1 pastilla de caldo de pescado

1 vasito de vino o brandy

Aceite

Elaboración:

La noche anterior o unas  doce horas antes, poner en remojo los garbanzos en suficiente agua.

Al día siguiente escurrir los garbanzos del agua. Llenar la olla con agua suficiente para que, una vez añadamos los garbanzos, estos estén cubiertos por el agua, como unos dos dedos por encima de los garbanzos. Poner a calentar y cuando el agua comience a hervir, añadir los garbanzos, el hueso, la cebolla, la zanahoria y dos dientes de ajo. Esperar a que vuelva a hervir y cerrar la olla. Cuando el vapor empieza a salir a través de la válvula, bajar el fuego y cocer durante unos 6 minutos ( este tiempo lo tendréis que ajustar según el tipo de olla exprés que utilicéis). Pasado el tiempo, apagar el fuego y esperar hasta poder abrir la olla.

Por otra parte, trocear lo más menudo posible la otra cebolla, y poner en una sartén cubierta de aceite. Dejar durante unos diez minutos aproximadamente hasta que esté ligeramente dorada.

Cortar las sepias en tiras y las tiras en cuadrados.

Picar los dos ajos restantes.

Añadir a la sartén con la cebolla, la sepia y los ajos. Dejar que se dore, removiendo de vez en cuando, hasta que se reduzca el líquido que haya soltado la sepia.

Añadir la cucharada de harina, y remover con una cuchara para que se mezcle bien.

Echar el vino y esperar a que esté se evapore.

Añadir las dos cucharadas de tomate, las pastillas de caldo de pescado desmenuzada y remover bien para que se mezcle. Añadir el pimentón y mezclar bien.

Echar un cucharón del caldo de los garbanzos en la sartén de la sepia y dejar cocer unos minutos.

Escurrir los garbanzos del caldo y reservar éste.

Triturar la cebolla y la zanahoria que hemos utilizado para cocer los garbanzos. Descartar los ajos y el hueso.

Volver a colocar los garbanzos en la olla. Añadir el puré de cebolla y zanahoria y la sepia que tenemos en la sartén. Añadir el caldo que habíamos reservado. Si nos parece que hay mucha cantidad de caldo, no añadir todo de momento, si fuese necesario puedes ir añadiéndolo mientras sigue cociendo, si fuese necesario Dejar cocer a fuego suave unos 30 ó 40 minutos más, hasta que los garbanzos y las sepias estén bien cocidos y el caldo haya espesado.

Servir y alimentaros debidamente.

Deja un comentario