Baby back ribs

Hoy vamos con un plato que asociamos con la cocina americana, las costillas.

Las costillas a la barbacoa son las que priman tanto en los famosos restaurantes de cadena de cocina americana, como en el mundo de la blogosfera, pero mi versión de costillas al estilo americano, con miel, soja y salsa perrins, creo que no tienen nada que envidiarlas. Salen jugosas, la carne tierna y la salsa que queda después de asarlas, no la descartarás, mojarás pan en ella una y otra vez sin poder remediarlo. Continúe leyendo →

Bizcocho de calabaza y nueces

En la Antigua Grecia la calabaza se consideraba un alimento anofrodisíaco, y por tanto se ofrecía cuando lo que se pretendía era apagar los deseos amorosos. Posteriormente en la Edad Media, el clero utilizaba sus pepitas para hacer  rosarios, con el fin de utilizarlos en el rezo y evitar pensamientos impuros. Este parece ser el origen de la expresión “dar calabazas”. Hoy en día además de ser utilizada como rechazo en una proposición en una relación amorosa, se usa habitualmente cuando se suspende en un exámen. Continúe leyendo →

Pan de pasas de San Alonso Rodriguez

El día 31 de octubre, además de ser el día que se celebra la noche de Halloween, y víspera de todos los Santos, es la festividad de San Alonso Rodríguez. Aunque una festividad y otra nada tengan que ver entre ellas, la proximidad de la fecha y que me gustan más los panes que los muertos, ha hecho que prefiera dedicar esta publicación a este Santo. Continúe leyendo →

Pan de nueces con pasta de nueces

Vuelvo a mis orígenes, tenía los panes un poco olvidados. Mi masa madre llevaba guardada en un tarro de cristal en un rincón del frigorífico bastantes meses sin haberla tocado. Temí que se hubiera estropeado después de tanto tiempo,  pero la poca cantidad de masa reservada había hecho que la masa se secase. Después de varios refrescos conseguí activarla y volver a hacer panes con ella. Vamos a ver si consigo coordinar mis horarios a los de la masa , mantener la regularidad y no volver a dejarla abandonadita. Continúe leyendo →

Paquetes de salmón y torta del casar

 

Tras un mes de parón obligado, después de que el disco duro de mi ordenador decidiese pasar a mejor vida y de que el servicio técnico se tomara su tiempo para repararlo, puedo volver a retomar la publicación en el blog. Gracias a la obra de reanimación y recuperación del operativo informático desplazado al hogar del siniestro, se pudo recuperar  prácticamente la totalidad de los archivos,  quedando sólo una carpeta perdida, cuando hubo que certificar el fallecimiento total del disco duro. Como la pérdida de esas fotos es de una receta ya publicada, el daño sufrido ha sido el mínimo. Continúe leyendo →

Ensalada de judias, bacalao y pimientos

Como cada año, cuando llega septiembre, nos llenamos de buenos propósitos como perder esos kilitos que  se han adheridos a nuestro cuerpo en vacaciones mientras disfrutábamos de los placeres terrenales del comer y del beber.  Venimos con nuestra maleta llena de buenas inteciones, hacer ejercicio, comer más sano. Se nos pasan los días con el mañana empiezo o a partir del lunes próximo y cuando queremos darnos cuenta, nos hemos plantado en Navidad y volvemos a aplazar nuestras buenos propósitos para el nuevo año. ¡Así somos! al menos la inmensa mayoría. Continúe leyendo →

Berenjenas con tomate (receta de mi madre)

Solanum melongena es el nombre científico que se le da a lo que conocemos comúnmente como berenjena. El cultivo de la berenjena es antiquísimo y los datos que se conocen sobre el origen de su cultivo lo sitúan al noroeste de India. Fueron los comerciantes árabes la que la llevaron a Oriente Medio y, posteriormente, en la Edad Media,  la introdujeron en Europa a través de España.  Existen tres tipos de variedades: una de fruto largo, otra de fruto redondo y otra de fruto alargado. La variedad de fruto redondo es la conocida con el nombre de “Dealmagro”  Continúe leyendo →

Ensalada de cuscus, pollo y mandarina

Finalizamos agosto y, si quiero continuar con este proyecto, no queda más remedio que desperezarme y ponerme las pilas. Alguien muy cercano dice que los planes se hacen para no cumplirlos, pero hay que hacerlos y, últimamente y respecto al blog, sigo bastante este planteamiento. Así que hay que pasar de las intenciones a las actuaciones y ponerme a currar un poquito más, dejar este estado abúlico, apático, desidioso y holgazanero. Menos siesta y más actividad, que cuando eche la vista atrás no vea que el tiempo se me ha ido sin más. Continúe leyendo →